Los personajes literarios femeninos de Adelaida García Morales (I)

Adelaida García Morales es sentimiento, introspección, realismo, magia y elegancia. Nos introduce en su mundo particular a través de unos personajes femeninos fuertes y frágiles al mismo tiempo, cargados de matices, que se quedan contigo mucho después de haber terminado su historia. Las que he conocido hasta ahora experimentan la soledad, a veces como un placer, otras como una carga, y la incomprensión, y me han dejado un poso de amargura que me remueve como a mí me gusta. Adriana, Bene, Ángela, Elsa, María y Matilde, seis personajes que protagonizan tres novelas cortas sobre mujeres que me han acompañado en estas últimas semanas del año y que han supuesto mi descubrimiento del 2018. Hoy os presento a Adriana.


El sur seguido de Bene

el sur seguido de bene

Ed. Anagrama

Este libro está formado por dos cuentos: El sur y Bene. El más famoso de ellos y que dio fama a la autora es El sur. Existe una adaptación cinematográfica a cargo de Víctor Erice, película homónima que también tuvo mucho éxito.

La protagonista y voz narrativa es Adriana que relata, en esta especie de carta-confesión de amor dirigida a un padre que ya no puede leerla, las vivencias de su infancia y juventud, por lo general desgraciadas, misteriosas, salpicadas por alguna imagen tierna y un par de momentos graciosos.

Adriana

Fotograma de la película “El sur” de Víctor Erice. En la película, Adriana pasa a llamarse Estrella.


La soledad

“Mañana, en cuanto amanezca, iré a visitar tu tumba, papá. Me han dicho que la hierba crece salvaje entre sus grietas y que jamás lucen flores frescas sobre ella. Nadie te visita. Mamá se marchó a su tierra y tú no tenías amigos”.

Este es el primer párrafo. Un comienzo potente, de los que llaman la atención. En pocas palabras Adriana nos presenta la soledad que el padre inició en vida y que continúa tras la muerte. Este va a ser uno de los temas principales que van a marcar la personalidad de Adriana, quien considera que heredó de él su capacidad para el aislamiento, no como un impedimento, sino como algo elegido, buscado, deseado.

“Aun ahora, cuanto mayor es la soledad que me rodea mejor me siento”.

Esta característica de Adriana se ha moldeado con las experiencias vividas a lo largo de su infancia y juventud en una casa en el campo, aislada, sin asistir al colegio, sin apenas relación con otras personas que no fueran los adultos del caserón.

Por elección del padre, la familia ha ido a vivir allí. Por elección del padre, Adriana no asiste al colegio, sino que es su madre (maestra con el título invalidado tras la guerra) quien se encarga de la educación. Adriana no consigue establecer un vínculo con una madre, por lo general ausente, fría, distante, víctima de ese aislamiento impuesto por el marido.

“Tengo muy pocos recuerdos de mamá durante mi infancia. Es como si con frecuencia estuviera ausente, encerrada en su habitación o paseando lejos de casa”.


El amor hacia el padre

A medida que crece, Adriana percibe la hostilidad de las mujeres de la casa: su madre y Josefa, una amiga de la madre que vive una temporada larga con ellos y que enrarece el ambiente con sus reglas morales rígidas. Una hostilidad dirigida en primer lugar a su padre, y más tarde a ella, tras un par de episodios en los que la obligan a jugar con Mari-Nieves, una niña con la que no simpatiza, y la cosa acaba con Adriana como culpable y Mari-Nieves como víctima.

Resultado de imagen de juana de arco hoguera

Adriana y Mari-Nieves juegan a Juana de Arco

En esta situación, Adriana encuentra en su padre un aliado, se siente hermanada con él por la imagen de maldad que de ambos tienen el resto y por el placer que encuentran en el uso del péndulo, habilidad que él le enseña y con la que disfrutan de verdaderos momentos de ternura.

Con su padre se siente reconciliada, rescatada, lo reconoce como “el único ser que me amaba incondicionalmente”, el único que deposita en ella la confianza necesaria para que construya la confianza en sí misma.


Silencio y secretos familiares

El silencio cobra vida en esta historia. Las conversaciones a medias, los silencios impuestos por el padre, crean misterios, secretos. Para Adriana el pasado de su padre es el gran misterio que impregna todo el relato.

“Yo entonces no sabía nada de tu pasado. Nunca hablabas de ti mismo ni de los tuyos”.

Un pasado que Adriana intuye atormentado por las pocas frases a medias que le ha escuchado intercambiar a su madre con Josefa. Frases cargadas de preocupación y reproche que crean en Adriana una imagen del padre completamente distinta a la que ella tiene por su cuenta.

“Nunca logré preguntarte nada sobre ello, pues con tu presencia, siempre tierna y luminosa para mí, me olvidaba de aquella sombra horrible que ellas señalaban en tu persona”.

Y es este pasado, este misterio, el que Adriana entiende como responsable de los tormentos del padre, que le llevan a una transformación que terminará alejándolo de ella para siempre, dejándola definitivamente sola.

“Había en ti algo limpio y luminoso y, al mismo tiempo, un gesto de tristeza que con los años se fue tornando en una profunda amargura y en una dureza implacable”.

Dispuesta a descubrir el misterio, Adriana viaja a Sevilla, ya con quince años, donde encontrará las respuestas y comprenderá el sufrimiento y la conducta del padre, aunque también entenderá que de nada le sirve ya para reconciliarse con él, ni con su madre, ni con ella misma.

Allí, en la ciudad “hecha de piedras vivientes, de palpitaciones secretas” no solo encontrará las respuestas, sino que descubrirá que existe otro tipo de amor ensombrecido por la palabra incesto.


Puedes comprar el libro AQUÍ


Fotos:

Anuncios

2 comentarios en “Los personajes literarios femeninos de Adelaida García Morales (I)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s