5 Miedos de todo escritor novel

El otro día leí este artículo donde Rosa Montero explica lo humillante que resulta ser escritor. Humillante porque después de dedicarle horas (muchas veces robadas a familiares y amigos) a una obra en la que dejas corazón, ojos y dedos, te encuentras con resultados pobres, en ocasiones desastrosos, que te hacen plantearte si mereció la pena el esfuerzo.

Aquí os dejo con cinco miedos y situaciones desagradables por las que todo escritor novel puede pasar alguna vez, por las que he pasado yo y lo que he hecho para sobrevivir.


1. Las editoriales no me hacen caso o me quieren engañar

Hace un par de años escribí un cuento infantil sobre una gata que no quería ser princesa y se marchaba de casa en busca de la vida que deseaba construir. Fue la primera obra que terminé. Se la hice leer a dos niños con los que trabajaba, me dieron sus opiniones, les interesó y me decidí a enviarla a varias editoriales. Silencio casi absoluto. Solo me contestó una que desde el principio me olió a fraude, se presentaban como editorial tradicional, hablaban maravillas del cuento (estoy segura de que no lo leyeron porque me contestaron rapidísimo) y lo que me proponían sonaba a coedición; cuando les mostré mis dudas ante lo que me ofrecían, desaparecieron. En fin, la única que se interesó por el cuento fue una editorial de esas que juegan con las ganas de publicar de los escritores noveles (cuidado con ellas), por suerte me había informado primero con artículos como este.

White and Black Cat With Tongue Out at Daytime

¡No quiero ser princesa, quiero ser aventurera! Y como intentes engañar a mi creadora te clavo uno de estos dientes como agujas en el ojo.

El siguiente proyecto fue mi libro de relatos Mujeres de retales para el que, después de leer infinidad de artículos como este, decidí olvidarme de las editoriales y probar con la autopublicación en Amazon.

Me llevó mucho trabajo, pero también me dio una satisfacción enorme y pleno control de todo el proceso y ventas. Sin embargo, darse a conocer en Amazon es lento, complicado y requiere mucho tiempo y esfuerzo.

Como ambos tipos de edición no están reñidas, con mi siguiente proyecto (una novela sobre una niña palestina) probaré con editoriales de tirada nacional y si no hay suerte, Amazon que te quiero Amazon.

Por cierto, el cuento sigue esperando ver la luz…


2. ¿Y si me critican?

Cuando vas a publicar te entra el miedo a las críticas. Yo ya había tenido opiniones positivas de mis relatos en varias plataformas y mis lectores cero me habían ayudado a mejorar y ganar confianza, pero empecé a pensar en haters, un miedo normal si tenemos en cuenta que escribir es un trabajo muy íntimo y mostrar lo escrito es casi mostrar las entrañas, si te las arrancan, el dolor es agudo.

Monster Illustration

Hola, soy un hater, vengo a destriparte.

Por suerte, de momento conservo todas mis entrañas en su sitio, he recibido críticas positivas y cariño de muchos lectores. Solo me he encontrado con uno de estos seres en Goodreads, que le dio una estrella al libro sin dejar valoración. Cuando visité su perfil me di cuenta de que se acababa de hacer la cuenta y todas las puntuaciones que había dado eran de una estrella a libros que hablasen de mujeres, hay de todo en la viña del señor y ante semejantes situaciones lo mejor es ignorarlo.


3. Cuatro gatos en las presentaciones

No vamos a engañarnos, a no ser que seas un escritor de esos que se sacuden las hordas de fans (en ese caso dudo que estés leyendo esta entrada), cuando hagas presentaciones de tu libro van a ir cuatro gatos y tres comparten apellido contigo.

Assorted Color Kittens

Cómo no íbamos a venir a la presentación, Laura, somos los protagonistas del cuento aquel que escribiste, ¿te acuerdas?

De momento he hecho dos presentaciones, mañana tengo la tercera y creo que última que haré de Mujeres de retales. La primera la hice en la Biblioteca Central de Cantabria, en una sala que llené a la mitad (unas veinticinco personas) gracias a mis familiares, amigos y tres desconocidos muy simpáticos. La segunda fue en una librería muy especial, donde el número de asistentes se redujo a ocho. Este viernes espero más asistencia porque la hago en la biblioteca del pueblo en el que vivo, donde me conoce bastante gente, ya os contaré.

Mi conclusión sobre las presentaciones (en mi caso y en este momento) es que la estrategia más adecuada cuando eres un autor que está empezando es presentar en lugares donde te conocen por algún motivo y hay más posibilidades de que unas cuantas personas se tomen la molestia de ir a escucharte y, si acaso, de comprar el libro.


4. No me lee ni mi madre

Los fenómenos de ventas son eso, fenómenos (cosas extraordinarias y sorprendentes). No es lo normal, no le pasa a todo el mundo, no te tiene por qué pasar a ti y menos si es tu primer libro. No te frustres si vendes poco al principio, el número de ventas no determina la calidad de tu obra, hay muchas otras variables en juego.

Antes de publicar en Amazon leí artículos donde aseguraban que si llegabas a vender diez libros con tu primera autopublicación, podías estar contento. Supongo que esta afirmación me ha servido para que vender más de un centenar en cinco meses me parezca todo un éxito (igual estoy equivocada y es una auténtica mierda).

En fin, hay que ser realista y no desanimarse. Dicen que con la segunda publicación la cosa aumenta bastante, ¡a por ella!


5. Pero ¿sirvo para esto?

Las editoriales no se interesan por ti, tu libro no es un superventas, no puedes vivir de ello, haces presentaciones y no viene casi nadie… Con todas estas frustraciones te surge la duda de si realmente vales para esto o si todo el esfuerzo que conlleva escribir lo estás haciendo para nada. Dice Rosa Montero en el artículo:

Como no hay reglas objetivas que definan cuál es el arte bueno, nunca podrán saber si no lo lograron por culpa de la mala suerte o porque no valían. Ese sí que es un pantano doloroso“.

Incluso te planteas dejar de intentarlo y continuar con tu vida de antes, que era más tranquila y normal, pero te levantas cada mañana y algo te empuja hasta el ordenador.

El camino no es fácil y quizá no te lleve donde desearías, pero mientras tanto, disfruta de él, porque, como concluye Montero:

Me parece preferible la derrota tras una pelea que esconderse en una existencia amedrentada. Es mejor fracasar estando muy vivos“.


¿Has vivido estas u otras situaciones? Cuéntamelas, me encanta conocer las experiencias de los demás.


Imágenes: Pexels

13 comentarios en “5 Miedos de todo escritor novel

  1. Hola, Laura.

    Las críticas negativas y constructivas siempre me han parecido como una prueba para conocernos mejor y, a la vez, crecer. Aunque como te ha pasado, siempre habrá algún troll que es bueno saber reconocer e ignorar. Ya sobre el miedo a las editoriales engañosas también he leí leido un poco y estar informados, googlear e investigar un poco o mucho siempre es recomendado para quitar dudas. En fin, me ha gustado mucho el post y tus recomendaciones. Me guardo cita a Montero.

    También,pasaba para avisarte que te he nominado a un Liebster Awards en mi blog:

    https://escapandoalbosque.blogspot.com/2019/03/booktag-liebster-awards.html

    Espero tengas una bellísima semana.

    ¡Abrazos!

    Le gusta a 1 persona

    • Hola, Gisela, toda la razón, las críticas constructivas son las que nos ayudan a avanzar y hay que darles la bienvenida y las gracias, las destructivas es mejor ignorarlas. Me alegro de que te haya gustado el post ☺

      ¡Muchas gracias por la nominación! En cuanto pueda responderé.

      Feliz semana para ti también 💜

      Me gusta

  2. Los grandes han dicho que la vocación de escritor es ineludible; es una voz interior que no se puede acallar. Por lo tanto el escritor tiene que escribir. Lo que puede funcionar (y no es ningún sacrilegio) es combinar esta profesión con alguna otra actividad en la que permita un equilibrio, es decir un círculo virtuoso de creatividad y distracción. Esa otra actividad puede incluso aportar un alivio monetario a las estapas tan prolongadas de escritura y revisión de textos. Recordemos que el verdadero éxito radica en la calidad de la escritura y la trascendencia del mensaje; no en el acomodo en el medio, ni en darle gusto a público… (Esto no es un consejo ni mucho menos, sólo un simple comentario. Toma lo que te pueda servir). Y ante todo, muy buena suerte.

    Le gusta a 1 persona

    • Totalmente de acuerdo. El otro día me preguntaba mi compañero de trabajo qué haría con mi carrera de psicóloga si llegara el día en que pudiera vivir sólo de escribir, le dije que para escribir realismo había que estar en la vida real. Qué escribiría yo si no me tuviera que ganar la vida con otro trabajo… no lo sé, pero estoy segura de que algo muy diferente. Gracias por tu comentario y buenos deseos.

      Le gusta a 1 persona

    • Para mí un comentario muy acertado, el del Gulillermo Castro..

      Se deja de escribir cuando la mano y la mente han dejado de contribuir, aunque tu interior clame seguir.
      Te deseo lo mejor.

      Le gusta a 2 personas

  3. Una entrada muy buena y completa. He pasado por todos esos puntos😅 Con tu permiso voy a resaltar una de tus frases que me ha parecido gloriosa😂😂 “cuando hagas presentaciones de tu libro van a ir cuatro gatos y tres comparten apellido contigo.”

    Le gusta a 1 persona

  4. Pingback: La feria del libro puede convertirse en pesadilla para un escritor novel | Laura Urcelay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s