Relatos de la memoria herida

En la carrera me enseñaron que hay muchos tipos de memoria: la memoria primaria, la memoria secundaria, la memoria a corto plazo, a largo plazo, implícita, explícita, sensorial, semántica, episódica…, en fin, un montón de nombres que distintos psicólogos han inventado para intentar explicar cómo los humanos conseguimos recordar diferentes sucesos de nuestra vida.

Lo que no me enseñaron es que también existe una memoria colectiva que se construye, se comparte y se transmite, que compone la historia del grupo social, los sucesos que se recordarán de generación en generación.

La memoria colectiva de un pueblo se representa en los monumentos que erige, en los homenajes que realiza, en las narrativas que desarrolla, por lo que es fácil manipularla, ensalzar una parte, invisibilizar la que no interesa. En España, los años de dictadura franquista hicieron muy bien este trabajo, tan bien que, a día de hoy, seguimos con el dictador en un monumento colosal, las víctimas en las cunetas y algunos políticos asegurando que no hay que remover el pasado, que solo son huesos.

Por eso, son tan necesarios libros como Relatos de la memoria herida, que vienen a recuperar, a través de las narrativas de trece autores, la parte invisibilizada de la historia de España del S.XX. Se trata de una iniciativa del colectivo Desmemoriados (Memoria Colectiva de Cantabria) y con la edición del colectivo La Vorágine.

“No puede haber reconciliación mientras se ningunea a los muertos y a los desaparecidos, no puede haber reconciliación sin reconocimiento del valor y el sufrimiento de aquellos que vivieron derrotados en España, ni tampoco de aquellos que salieron, para no volver jamás en muchos casos, por la frontera”.

Desmemoriados.

relatos-de-la-memoria-herida-portada-2

Portada de Relatos de la memoria herida.


Los relatos

El libro reúne trece relatos cargados de historias duras, desgarradoras. Entre sus páginas se encuentran fosas comunes y cunetas llenas de huesos de inocentes que, por despertar recelos y envidias, sus vecinos decidieron quitarse de en medio una vez que estalló la barbarie.

También hay coraje, valor y lucha por una causa justa; maquis que resisten en el monte, que ayudan a un pueblo atemorizado por el relato oficial sobre su sanguinolencia; madres valientes que guían a sus hijos a través de los montes, que cargan su historia cosida en mantas, que tienen que abandonar los libros que las hicieron maestras en una cueva; pero también madres que sacan su lado más cruel, mezquino, con tal de proteger a sus hijos, con tal de sobrevivir.

Hay derrotados a los que les pesa demasiado la vida tras haber visto tantas injusticias, a los que los ojos se les vuelven agua cada poco y solo encuentran sentido cuando toman un trago o dos; a los que las circunstancias les llevaron a asesinar sin pretenderlo, echándose una carga inmensa para siempre.

Viudas que no pudieron guardar el luto por sus maridos fusilados, ni llevarles flores o tallarles tumbas, que ni siquiera les dejaron ponerle los apellidos a sus hijos huérfanos y, años más tarde, cada día veintinueve, van a la tapia vestidas de negro y dejan flores que desaparecen enseguida y escriben con tiza los nombres de sus fusilados que, también, alguien borra enseguida.

“Quieren que no haya vivido nunca. No han tenido bastante con matarlo, ahora quieren que no hubiera nacido, y por eso dicen que nunca se casó conmigo, por eso nuestro hijo no puede llevar sus apellidos, por eso no hay ninguna tumba con su nombre, para borrarlo, para eliminarlo, para matarlo del todo”.

Almudena Grandes. El corazón helado.


Los autores

Chesús Yuste, María Toca Cañedo, Isabel Tejerina, Joseba Sarrionandia, Pilar Salamanca, Gloria Ruiz, Antonio Orihuela, Julio Llamazares, Almudena Grandes, Juan Gómez Bárcena, Alfons Cervera, Luisa Carnés y Mabel Andreu.


Puedes adquirir el libro por 12€ AQUÍ

Canción “Huesos” de Pedro Guerra.

 

 

 

 

4 comentarios en “Relatos de la memoria herida

    • Muchas gracias. Desgraciadamente sí, es un tema que no pasa de moda en tantos lugares. Me comentó la editorial que ya están preparando un segundo volumen. No sé si habrá la posibilidad de encontrarlo en Ecuador, ya que la editorial es pequeñita y no sé si distribuye fuera de España. Si me entero de cómo puedes conseguirlo te informo por aquí. Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s