A Alice Munro y a mí solo nos diferencia una letra

Una lectora muy, pero que muy generosa, me dijo hace tiempo que yo era la Alice Munro española. Tengo que confesar que, en ese momento, no había leído ninguno de sus cuentos y fui inmediatamente a Google en busca de información. Corroboré, una vez más, cuánta LITERATURA, así, en mayúsculas, me queda por descubrir.

 

Alice Munro te coge de la mano con delicadeza y te lleva de paseo por la vida de las mujeres canadienses. Te descubre historias cotidianas, duras, alegres, sorprendentes, extrañas. Te introduce en la intimidad de sus personajes femeninos como si fueras invisible y pudieras observarlas sin pudor. Te convierte en cómplice de los secretos, miedos y anhelos de cada una de ellas.

En Secretos a voces, Las lunas de júpiter y Amistad de juventud encuentras mujeres solitarias con historias de amor frustradas. Mujeres rurales, fuertes, preocupadas por sus vecinas. Mujeres que descubren a otras mujeres capaces de venderlas. Mujeres extravagantes, en busca de estabilidad. Mujeres trabajadoras, soñadoras, atrapadas en matrimonios crueles. Mujeres resignadas, luchadoras. Relaciones familiares deterioradas, madres e hijas que no se ven. Infidelidades, muchas infidelidades. Divorcios, nuevos matrimonios. En definitiva, te topas con vidas tan distintas y al mismo tiempo tan iguales, condensadas en pocas páginas en las que la autora crea un mundo detallado que no tienes más remedio que tomar como real.

Hay quien se queja de sus finales, quien los considera malos. Reconozco que, al principio, algunos me costaron y me quedé pensando: ¿Qué ha querido decir con este final tan raro? Cuando dejé de hacerme esa pregunta, empecé a disfrutar. Estamos demasiado acostumbrados a finales redondos que nos lleven a una conclusión única y nos ayuden a sobrellevar la incertidumbre de nuestras vidas. Pero la Munro no nos ofrece esto, no. A ella no le interesa dar lecciones, no le interesan  las historias donde todo quede atado, a ella le interesa contarnos la vida, sus relatos son trozos de vidas y la vida siempre continúa a no ser que lleguemos al final de verdad:  la muerte, con su final rotundo.

Si lo que buscas en la literatura es evadirte del mundo y perderte en historias con finales claros, cerrados, perfectos, la Munro no es para ti. Ella te va a poner la realidad en las narices, te va a mostrar los momentos desagradables de la existencia sin reparo, va a tocar infinidad de temas que te harán reflexionar, pero te dejará intrigado con muchos otros, te dejará pensando si eso que has interpretado es así, o ella quería decir otra cosa, y, al final de cada historia, te quedarás pensando un rato largo en esa mujer que acabas de descubrir, preguntándote por qué actuó de esa manera, qué habrá sido de ella.

Ahora, después de leerla, puedo responder a aquella lectora tan generosa. Puedo decirle que sí, que en Mujeres de retales yo también he escrito relatos sobre vidas de mujeres (en mi caso españolas, excepto alguna inglesa), que igual que Alice Munro me interesa contar la vida y sus momentos, dulces y amargos, que mis finales también son abiertos, porque la vida continúa después de ese episodio. He llegado a la conclusión de que a la Munro y a mí solo nos separara una letra: ella es escritora Nobel y yo escritora novel. Pequeñas diferencias.

 

 

 

2 comentarios en “A Alice Munro y a mí solo nos diferencia una letra

  1. Qué suerte que te comparen con Alice Munro. Eso sí que es un piropo. Anoche terminé de leer tu libro y puede ser que sí, que tus relatos tengan un aire a los de Munro (de ella he leído “Mi vida querida”). Me ha gustado mucho tu libro, Laura. En cuanto pueda publicaré una reseña en mi blog (casi la tengo terminada). Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • ¡Y tanto que es un piropo! De los tres libros de Alice Munro que he leído el que más me ha gustado ha sido “Secretos a voces”, te lo recomiendo. Yo seguiré leyéndola, a ver si encuentro “Mi vida querida”. Muchas gracias, Mayte, me alegro tanto de que te haya gustado mi libro 💜 espero tu reseña con mucha ilusión. Un abrazo fuerte.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s