Apuestas. Microrrelato Emociones en 50 palabras (noviembre).

Apuestas

Sospeché que no iba a clase cuando se me extravió el tercer billete. Dejé la cartera visible, por la mañana había desaparecido otro. Lo seguí. Caminó apurado hasta unas escaleras, se ajustó la gorra y, con las manos en los bolsillos, bajó los peldaños saltando hasta la casa de apuestas.


Esta es mi participación en Emociones en 50 palabras (noviembre). Un micro de 50 palabras para hablar de una lacra que crece en las ciudades. No es casualidad que las casas de apuestas estén proliferando en los barrios obreros. Conocen muy bien su público objetivo. Entre ellos, los jóvenes.

¿Ha aparecido alguna últimamente por tu barrio?

10 comentarios en “Apuestas. Microrrelato Emociones en 50 palabras (noviembre).

  1. Pues solo me queda felicitarte. Es increíble el nivel de los relatos a pesar de estar tan limitadas las palabras. En este caso, me encanta el tema que has elegido (aun me sigue sorprendiendo lo versatil que puede resultar una misma imagen). Por último, darte la razón: cada vez son más las casas de apuestas. Y te digo más: me indigna un poco la cantidad de publicidad en el medio audiovisual.
    Enhorabuena!

    Le gusta a 1 persona

    • Hola, Harold. Sí, cuando yo era pequeña vivía justo encima de un salón de recreativos. Mi hermano alguna vez cogió dinero a mis padres para bajar, pero era distinto, una partida costaba veinticinco pesetas y no creaba la adicción y ruina que están generando las casas de apuestas sobre todo deportivas. Saludos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s